Martes, 27 Junio 2017 21:56

Liposucción: todo lo que siempre quisiste saber sobre ella

Written by 
Rate this item
(0 votes)

La liposucción es un procedimiento quirúrgico en el que se usa una técnica de succión para eliminar la grasa de áreas específicas del cuerpo, como el abdomen, las caderas, los muslos, los glúteos, los brazos o el cuello. Con la liposucción también se da forma (moldea) a estas áreas. La liposucción también se denomina 'lipoescultura' y 'moldeado corporal'.

La liposucción no se considera típicamente un método general ni una alternativa para bajar de peso. Si tienes sobrepeso, es probable que bajes más de peso con dieta y ejercicio o mediante procedimientos bariátricos (como la cirugía de bypass gástrico) que con una liposucción.

Puedes ser candidato para una liposucción si tienes demasiada grasa corporal en lugares específicos, pero con un peso corporal estable.

Por qué se realiza

La liposucción se usa para retirar grasa de áreas del cuerpo que no han respondido a la dieta ni el ejercicio, como las siguientes: abdomen, brazos, glúteos, pantorrillas y tobillos, tórax y espalda, caderas y muslos, cuello.

Además, la liposucción se usa a veces para la reducción mamaria.

Cuando aumentas de peso, las células grasas aumentan de tamaño y volumen. La liposucción reduce la cantidad de células grasas en un área específica. La cantidad de grasa que se retira depende del aspecto del área y el volumen de grasa. Los cambios resultantes de la silueta son generalmente permanentes, siempre que tu peso se mantenga estable.

Después de la liposucción, la piel se moldea al contorno nuevo de las áreas tratadas. Si tienes buen tono muscular y elasticidad, tu piel probablemente mantendrá una apariencia suave. Sin embargo, si tu piel es delgada con poca elasticidad, la piel en las áreas tratadas podría parecer floja.

La liposucción no mejora hundimientos a causa de la celulitis ni otras irregularidades en la superficie de la piel. Del mismo modo, la liposucción no remueve las estrías.

No se recomienda liposucción en personas que tienen enfermedades que podrían complicar la cirugía, como las siguientes: flujo sanguíneo restringido, enfermedad de las arterias coronarias, diabetes y sistema inmunitario débil.

Riesgos

Al igual que con cualquier cirugía mayor, la liposucción conlleva riesgos como sangrado y reacción a la anestesia. Las complicaciones posibles específicas a la liposucción incluyen:

· Anormalidades en la silueta. Es posible que la piel parezca abultada, ondulada o debilitada debido a una extracción de grasa dispareja, elasticidad de la piel deficiente y curación inusual. Estos cambios podrían ser permanentes. El daño debajo de la piel del tubo delgado (cánula) que se usa durante la liposucción podría darle a la piel un aspecto manchado permanente.

· Acumulación de líquidos. Se pueden formar acumulaciones temporales de líquidos (seromas) debajo de la piel. Es posible que sea necesario drenar con una aguja este líquido.

· Numbness (Entumecimiento). Podrías sentir entumecimiento temporal o permanente en el área afectada. También es posible que aparezca irritación temporal de los nervios.

· Infección. Las infecciones de la piel son poco frecuentes pero probables. Una infección de la piel grave podría poner en riesgo la vida.

· Punción interna. Es poco probable que una cánula que penetra demasiado profundo pueda perforar un órgano interno. Esto podría requerir reparación quirúrgica de urgencia.

· Embolia grasa. Es posible que pedazos de grasa suelta se desprendan y queden atrapados en un vaso sanguíneo y se acumulen en los pulmones o vayan hasta el cerebro. Una embolia grasa es una emergencia médica.

· Problemas renales y cardíacos. Los cambios en los niveles de líquidos como líquidos que se inyectan y succionan pueden ocasionar problemas renales y cardíacos que ponen en riesgo la vida.

El riesgo de complicaciones aumenta si el cirujano está trabajando en superficies más grandes del cuerpo o haciendo varios procedimientos durante la misma operación. Habla con tu cirujano sobre la manera en que estos riesgos se aplican a ti.

Precauciones

Si el procedimiento requiere extraer solo una pequeña cantidad de grasa, la cirugía se podría realizar en un consultorio. Si se necesita extraer una gran cantidad de grasa (o si planificas someterte a otros procedimientos al mismo tiempo), la cirugía podría tener lugar en un hospital en el que podrías pasar a noche. En cualquier caso, organiza que alguien te lleve a tu casa después del procedimiento.

Durante el procedimiento

Algunos procedimientos de liposucción podrían requerir solo anestesia local o regional (la anestesia que se limita a un área específica del cuerpo). Otros procedimientos podrían requerir anestesia general, que induce a un estado temporal de inconsciencia. Se te podría administrar un sedante (generalmente por medio de una inyección intravenosa) para ayudarte a permanecer calmo y relajado.

El equipo quirúrgico controlará la frecuencia cardíaca, la presión arterial y el nivel de oxígeno en sangre a lo largo del procedimiento. Si sientes dolor, díselo al cirujano. Se podría necesitar hacer ajustes en los medicamentos o los movimientos.

El procedimiento podría durar hasta varias horas según la cantidad de grasas que se extraiga. Después del procedimiento, el cirujano podría dejar las incisiones abiertas para hacer que drene el líquido.

Si te han administrado anestesia general, te despertarás en una sala de recuperación. Por lo general, pasarás al menos algunas horas en el hospital o la clínica para que el personal médico pueda controlar tu recuperación. Si estás en un hospital, podrías pasar la noche allí para asegurar que no estés deshidratado ni en estado de choque a causa de la pérdida de líquidos.

Después del procedimiento

Es posible que tengas dolor, inflamación y hematomas después del procedimiento. Quizás debas esperar algunos días para regresar al trabajo y algunas semanas para reanudar tus actividades normales, incluida la actividad física.

El cirujano puede recetarte medicamentos para ayudar a controlar el dolor y antibióticos para reducir el riesgo de infección. También es posible que, por algunas semanas, debas usar prendas de compresión ajustadas, que ayudan a reducir la inflamación. Durante este tiempo, puedes esperar algunas anormalidades en tu silueta, ya que la grasa restante debe acomodarse.

Resultados

Después de una liposucción, generalmente la inflamación desaparece en unas pocas semanas. Para entonces, el área tratada debería verse menos voluminosa. Después de algunos meses, el área tratada debería tener una apariencia más delgada.

Los resultados de la liposucción generalmente son duraderos si mantienes tu peso. Si subes de peso después de una liposucción, la distribución de la grasa podría cambiar. Por ejemplo, podrías acumular grasa alrededor del abdomen independientemente de las áreas que se trataron originalmente.

Fuente: nuevamujer.com

Read 207 times Last modified on Martes, 27 Junio 2017 22:14

datos

Quien está en linea?

Tenemos 22 visitantes y ningun miembro en Línea

facebook-icon

Visitantes desde el 13/04/2013

585099
Hoy
Este mes
Todo
187
7837
585099

Copyright 2012. Free Joomla 2.5 templates. Powered by Galenored Internacional